El Govern ha invertido 2,4 millones de euros a la conservación y mantenimiento de torrentes de Baleares, en una tareas que ya han dado comienzo en los de sa Pobla, Muro y torrent Gros de Palma.

Según ha explicado en un comunicado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, las labores de conservación se llevarán a cabo hasta 2019 y se estima que se podrán limpiar unos 500 kilómetros.

El contrato se divide en cinco lotes de 484.000 euros cada uno, de los cuales Mallorca aglutina tres (Tramuntana, Central y Llevant) y se tiene previsto intervenir en 284,32 kilómetros por un valor de 684.680 euros en tareas de limpieza y de 515.320 euros por obras.

En Menorca, donde ya se ha empezado a trabajar en Alaior, Cala en Porter y Es Mercadal, se prevé realizar 109,59 kilómetros con una inversión de 269.600 euros a limpieza y de 130.400 euros a obras; mientras que en Ibiza se realizarán 117,44 kilómetros, con un gasto de 288.920 euros para limpieza y 111.080 euros para obras.

Durante una visita al torrente de Sa Vinagrella, el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha asegurado que “lo que se pretende es recuperar una rueda de limpieza con el objetivo de que, en unos años, la situación de los puntos negros de los torrentes sea óptima”.

Entre las tareas de limpieza se encuentran el desbroce de la vegetación, la tala y poda de árboles o la retirada del cauce de material acumulado. En cambio, los trabajos correspondientes a las obras de conservación, incluyen la reconstrucción y la reparación de los muros de los márgenes de los torrentes, el acondicionamiento y la protección de taludes o la rectificación de los cursos del agua.

La Conselleria prioriza las actuaciones en torrentes en suelo rústico próximos a núcleos urbanos, a cruces de carreteras y puentes y a zonas con curvas cerradas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.