La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha afirmado “rotundamente” este martes en el Pleno del Parlament que ningún profesional sanitario ha dejado de venir a Baleares por el uso de la lengua, al tiempo que ha recalcado que “no ha quedado ninguna plaza sin cubrir porque haya un requisito de lengua”.

Así lo ha indicado en respuesta a las críticas vertidas por la diputada del Grupo Parlamentario Popular María Tania Marí i Marí, quien ha recriminado a la consellera que “la exigencia del catalán está generando dificultades para hacer que las vacantes sean atractivas” para los profesionales sanitarios en la isla de Ibiza.

La parlamentaria ‘popular’ ha advertido que “el personal sanitario se plantea no ir a Ibiza” por un decreto “arbitrario” que regula el uso del catalán en la sanidad pública, ha dicho.

“De momento no hay ninguna evidencia de que los profesionales dejen de ir a Ibiza por el uso de una lengua”, ha insistido la consellera, quien ha dejado claro que “no hay ningún peligro de que no se cubran las plazas”. “Ningún peligro”, ha remarcado.

Por su parte, Marí ha recordado las dificultades que existen en Ibiza para cubrir plazas de médicos en algunas especialidades y ha expuesto que “ni Cataluña, ni el País Vasco, ni Galicia se han atrevido a imponer un decreto sanitario” para el uso de una lengua como el que plantea el Govern.

“No se puede imputar al PP este problema. La falta de personal sanitario es consecuencia de la mala gestión de este Pacto”, ha esgrimido la diputada.

La consellera de Salud ha insistido en que el decreto “no está aprobado todavía”, al tiempo que ha acusado al PP de “hacer política” en contra de la lengua catalana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.