El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha acusado este domingo a los independentistas de que impusieron la vía unilateral de forma hipócrita, ya que después reconocieron que hacerlo era “mentir” a los catalanes, según ha dicho.

Lo ha afirmado en un mitin en el Teatre Municipal de Blanes (Girona), en que han participado el candidato de CatECP, Xavier Domènech; la número 4 por Barcelona, Marta Ribas, y los números 1 y 2 por Girona, Llorenç Planagumà y Geni Pascual, ante unas 400 personas.

Garzón ha dicho que la declaración de independencia unilateral dejó atrás a la mitad de la población catalana que no compartía la hoja de ruta, y se hizo “de forma irresponsable e hipócrita, porque han tenido que reconocer que era mentira y que estaban engañando al pueblo catalán”.

Ha criticado que se ha puesto por encima de cualquier otra consideración el independentismo por la vía unilateral, dejando al margen cuestiones como “la sanidad, la educación, las jubilaciones y las prestaciones.

Asegura respetar el proyecto independentista pero no lo comparte ni lo entiende, porque no quieren la independencia “de la Troika, de la austeridad de la UE, del explotador ni del sistema capitalista”.

“La ley de transitoriedad jurídica dejaba claro que seguirán mandando Angela Merkel y la Troika europea. No hablaban de nuevo orden. En ese bloque están los mismos que recortaron en sanidad, educación y que estaban en casos de corrupción”, ha dicho en referencia a los independentistas pero también a los defensores del artículo 155.

Sobre el bloque constitucionalista ha explicado la anécdota de que publicó un mensaje en las redes sociales diciendo que toda la riqueza del país debe estar subordinada al bien común, que eso le valió críticas por parte de –entre otros– diputados populares que le calificaron de comunista, y que después constató que se trata de un artículo de la Constitución.

Ha asegurado que hay una España que no entiende la diversidad y quiere “imponer la sacrosanta unidad” del Estado y acabar con la diferencia entre sus ciudadanos, pero que hay otra España de la República federal, del antifacismo, que lucha por los derechos sociales y que se quiere independizar del explotador.

MARTA RIBAS

Ribas ha lamentado que haya una nueva convocatoria electoral pero que “no hay república, ningún tipo de avance republicano y no hay menos desigualdad”, como recuerda que prometió el Govern independentista.

Ha criticado que el candidato del PSC, Miquel Iceta, no haya descartado pactar con el PP y Cs, y le ha preguntado cómo quiere revertir la desigualdad “pactando con la derecha más rancia” de Cataluña y el resto del Estado.

También ha criticado que la CUP no tenga problema en repetir y planear para esta legislatura volver a “hacer presidente a Puigdemont y hacer unos Presupuestos con recortes para una república que no existe”.

Y sobre ERC, le considera cautivo de su relato, y que no se desmarcan de la posibilidad de poner de nuevo al frente de la Generalitat a Carles Puigdemont: “Y por si se despistan los de la ANC hacen cartitas”, ha dicho en referencia a la carta de la entidad independentista que considera legítimo al Govern cesado también después del 21-D.

En la misma línea, Planagumà ha advertido a los independentistas de que “lo más republicano que pasará tras las elecciones serán los 15 ‘comuns’ que entrarán en el Parlament”, en referencia a los diputados que aspira a conseguir.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.