Wikipedia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha agradecido a su homólogo estadounidense, Donald Trump, la entrega de una información que permitió a las fuerzas de seguridad rusas desbaratar un intento de atentado en la catedral de Nuestra Señora de Kazán, en San Petersburgo, y detener a los implicados.

Putin ha expresado su agradecimiento en una llamada telefónica que tuvo lugar por iniciativa de la parte rusa, según el comunicado emitido por el Kremlin.

“El presidente de Rusia agradeció a su colega estadounidense la información brindada por la CIA, que permitió detectar, descubrir y arrestar a un grupo de terroristas que planeaban explosiones en el templo de Kazán, situado en San Petersburgo, así como el otros lugares tumultuosos de la urbe”, indica el comunicado del servicio de prensa.

Putin pidió a Trump que hiciera llegar sus palabras de agradecimiento al director de la CIA y a los funcionarios y cargos públicos que hicieron posible la detención de los terroristas y prometió que los servicios secretos rusos también transmitirán de inmediato ese tipo de información a sus colegas de Estados Unidos.

Además, Putin y Trump coincidieron en que esta ayuda es un ejemplo positivo de la colaboración bilateral, según la Casa Blanca. “El presidente Trump destacó la importancia de la colaboración en materia de inteligencia para derrotar a los terroristas dondequiera que estén. Los dos líderes coincidieron que se trata de un ejemplo de lo positivo que puede ser la colaboración entre los dos países”, según el comunicado presidencial estadounidense.

El mandatario norteamericano subrayó que la comunidad de inteligencia de su país “está encantada de haber ayudado a salvar muchas vidas” en Rusia. “Ningún ruso ha muerto, y los terroristas han sido detenidos y están bajo custodia”, destaca el texto.

“El presidente Putin agradeció y felicitó al director de la Agencia Central de Inteligencia, Mike Pompeo, y a toda la CIA. El presidente Trump telefoneó después al director Pompeo para felicitarle a él y sus empleados, así como al conjunto de la comunidad de inteligencia por un trabajo bien hecho”, señala la nota.

Los días 13 y 14 de diciembre, el FSB realizó un operativo en San Petersburgo que derivó en la detención de siete miembros de una célula del Estado Islámico que planeaba perpetrar atentados en la ciudad, en particular en la catedral de Nuestra Señora de Kazán y en otros lugares públicos.

El tribunal de Viborg, en San Petersburgo, dio la orden de arrestar a Evgueni Efimov, supuestamente relacionado con el Estado Islámico. Efimov y sus cómplices planeaban volar este domingo el templo de Kazán, situado en el centro de la ciudad. Más tarde fueron detenidos cuatro sospechosos que pueden estar involucrados.

Agentes de seguridad desmantelaron un taller de fabricación de explosivos y decomisaron gran cantidad de materiales y componentes para la producción de bombas caseras, armas automáticas, municiones y propaganda extremista.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.