Foto: Reuters

La Policía turca ha detenido a 20 sospechosos, entre ellos 15 extranjeros, de supuesta pertenencia a la organización terrorista Estado Islámico durante múltiples redadas en Estambul a pocas horas del aniversario del atentado del pasado Año Nuevo en un club nocturno en el que murieron 39 personas, y que los detenidos supuestamente querían repetir en otros puntos de la ciudad.

La operación fue ejecutada en cuatro lugares de la ciudad por la Policía local, según confirmaron las propias fuerzas de seguridad, que no han dado detalles sobre los detenidos.

Esta semana han sido detenidos en el país en torno a 195 sospechosos de pertenencia al grupo terrorista Estado Islámico.

Para evitar que suceda otro ataque como el del año pasado, las celebraciones de Año Nuevo en Estambul estarán vigiladas por una fuerza sin precedentes de 37.000 policías, habrá zonas completamente vetadas al público y las carreteras quedarán custodiadas por vehículos pesados de la Policía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.