Una patrulla de la Guardia Civil perteneciente a Castellón detuvo a las 2.50 horas en el punto kilométrico 95,500 de la A-226, en el término municipal de Cantavieja (Teruel), al presunto autor de la muerte a disparos de dos guardias civiles y un ciudadano que iba con los agentes, han informado a Europa Press fuentes del instituto armado.

El detenido, que es de nacionalidad extranjera, se encuentra pendiente de identificación y ya ha sido trasladado a la Comandancia de Teruel. Entre las 19.00 y las 20.00 horas había presuntamente asesinado a dos guardias civiles y un ciudadano de Teruel que acompañaba a los agentes, dándose a la fuga en un pickup verde con la que sufrió un accidente a cien kilómetros al sur del lugar de los hechos.

Tras varias horas de pánico entre los vecinos de la zona, con informaciones confusas que apuntaban a que estaba atrincherado y luego abatido, la Guardia Civil activó una operación jaula en la que movilizó a unidades especiales y realizó controles en varias carreteras.

Fue una patrulla de agentes que se sumó desde Castellón al operativo la que detuvo al fugitivo. Iba a pie después de sufrir un accidente con la pickup verde con la que se había dado a la fuga ocho horas antes, según confirman fuentes de la investigación.

Portaba tres armas cortas, entre ellas las dos pistolas marca Beretta que arrebató a los guardias civiles Víctor Romero Pérez y Víctor Jesús Caballero Espinosa, ambos pertenecientes a los Equipos ROCA. El tercer fallecido es vecino de Teruel identificado como José Iranzo.

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, se desplazó anoche al lugar de los hechos. Esta mañana ha confirmado la detención. “El sospechoso aún no está identificado porque no está colaborando en los primeros interrogatorios. Sí que es muy probable que sea el mismo que el 5 de diciembre hirió a dos personas”, ha explicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.