Un chico joven ha sido detenido en Palma después de dejar encerrada a su compañera de piso. Habían mantenido una discusión y él se fue dejando la vivienda cerrada. La mujer permaneció en su interior varias horas hasta ser liberada.

Esta actuación de la Policía Local tuvo lugar el martes, hacia las 19:15. En el cuarto piso de un edificio en la calle del Principat, dos compañeros habían mantenido una acalorada discusión. El chico, Moisés C. L., de 23 años y originario de Sudamérica, decidió marcharse de casa. Cerró la puerta con llave y dejó a su amiga -de 22 años- en su interior y sin ninguna manera de salir. Hizo caso omiso a sus gritos: “Ábreme, que quiero salir”.

Entonces, avisó a la Policía Local tras varias horas sin poder salir de casa. Así, unos agentes acudieron al lugar y pudieron hablar con ella, quien se asomaba por la ventana y se mostraba muy nerviosa. Por tanto, los policías procedieron a abrir la puerta del piso y liberar a la joven.

Tras estos hechos, un chico apareció por la escena. Resultó ser Moisés, quien admitió que habían discutido. Sin embargo, aseguró que no había escuchado que ella le dijera algo al encerrarle. Igualmente, acabó detenido por un delito de detención ilegal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.