El joven que fue detenido este lunes en Manacor tras golpear con un machete de gran tamaño a otro hombre cuenta con numerosos antecedentes policiales. De hecho, ya pasó por la cárcel por un delito cometido este verano.

El chico, de origen colombiano, cometió un robo con violencia este verano. Para eso, utilizó un arma simulada. En ese caso, el juez decretó su ingreso en prisión.

Además, durante la noche del domingo al lunes amenazó de muerte a otro joven con el mismo machete. Intentó golpearle por la espalda mientras estaban en un bar de Manacor, pero no llegó a alcanzarle. Por eso, se le imputan los delitos de amenazas graves con arma blanca y tentativa de homicidio.

La Policía también estaba investigando un robo con fuerza en un establecimiento de hostelería de la misma localidad. Ahora también le acusan por este delito.

En cuanto a la agresión del pasado lunes, el hombre ha pasado hoy a disposición judicial. De momento, no han informado sobre si volverá a la cárcel o se quedará con la libertad provisional.

Esta última agresión del lunes ocurrió hacia las 14:50. La Policía recibió una llamada a través de la Sala del 091, en la cual ponían en conocimiento de un posible atraco con pistola en una entidad bancaria. Así, se dirigieron al lugar dos patrullas de la Policía Nacional y una patrulla de Policía Local en apoyo.

Una vez en el lugar y entrevistados con un cliente que abandonaba la sucursal bancaria, comunicó que no se había producido ningún atraco. Se trataba de una pelea en el local de en frente entre dos jóvenes, de los cuales uno portaba un machete de gran tamaño y se le había visto con una pistola.

Los agentes se dirigieron al lugar de la reyerta y localizaron a ambos jóvenes. La víctima manifestó que su agresor le había amenazado con una pistola y le había intentado golpear en la cabeza con un machete de grandes dimensiones pero interpuso su brazo y frenó el golpe. Varios testigos corroboraron los hechos y procedieron a la detención del presunto autor.

Tras el arresto, los policías localizaron el machete oculto en el interior de un contenedor y la pistola, que al final resultó ser simulada, escondida debajo de un coche. Además se intervino al detenido un cuchillo de cocina oculto entre el calcetín y el tobillo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.