Imagen de archivo

La Policía Nacional ha detenido a una mujer en Palma por supuestamente asestar dos puñaladas por la espalda a su pareja tras una discusión motivada “al parecer” por celos. La agresora, además, tenía una orden de arresto y ya ha pasado a disposición judicial.

Según ha explicado el cuerpo policial, la detenida -de 37 años- utilizó un cuchillo de cocina para llevar a cabo la agresión. De hecho, cuando los agentes llegaron a la vivienda, se encontraron en el rellano de la escalera a la víctima consciente y con la espalda totalmente ensangrentada.

Los agentes entraron al interior del domicilio. Allí aún se encontraba la mujer en su habitación con el cuchillo tirado en el suelo.

La víctima explicó a la Policía que su pareja, desde hace ocho años, es “muy celosa”. La agresión se había producido tras una discusión iniciada cuando él se estaba vistiendo para ir a trabajar. Ella le recriminó que en realidad se iba de fiesta con otras mujeres.

Al abandonar la habitación, el hombre aseguró que sintió un fuerte dolor en la espalda, fruto de la primera puñalada, y no pudo evitar el segundo golpe aunque sí le pudo arrebatar después el cuchillo.

En ese momento, un tercer inquilino de la vivienda, al escuchar el ruido en el pasillo, salió de su habitación y vio como la mujer se dirigía a la cocina para coger otro cuchillo de cocina, que ambos hombres le lograron quitar.

La víctima manifestó a los agentes que no era la primera vez que su pareja le apuñalaba con algún objeto punzante, ya que en el último año y medio ya le había clavado un tenedor en el tríceps y unas tijeras en la espalda. De hecho, tenía una orden de detención y personación en los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer y ya ha pasado a disposición judicial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.