El Pentágono, sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, ha reconocido haber tenido un programa para investigar objetos voladores no identificados (ovnis) hasta 2012, en el que habrían destinado un presupuesto de hasta 22 millones de dólares anuales.

El Pentágono ha reconocido que en 2007 puso en marcha su Programa de Identificación de Amenaza Aeroespacial Avanzada, una iniciativa para la investigación de ovnis, dirigida por el oficial de Inteligencia Militar Luis Elizondo, según ha publicado el diario estadounidense ‘The New York Times’.

De los 600.000 millones de dólares que se destinan a Defensa anualmente en Estados Unidos, 22 millones van al Programa de Identificación de Amenaza Aeroespacial Avanzada, pero era prácticamente imposible rastrear ese dinero, dividido en partidas más pequeñas.

Mediante esta iniciativa se estudiaban avistamientos de aeronaves que parecían moverse a velocidades muy altas sin signos visibles de propulsión o que flotaban sin medios aparentes de sustentación y vídeos de encuentros entre objetos desconocidos y aviones militares estadounidenses.

En uno de los episodios, dos aviones de combate estadounidenses salieron a perseguir un objeto oval blanquecino del tamaño de un avión comercial que volaba frente a la costa californiana de San Diego en agosto de 2004.

Desde el Pentágono se ha asegurado que la iniciativa concluyó en 2012, cuando se cancelaron estas partidas. “Se determinó que había otros asuntos de mayor prioridad que merecían financiación y el Departamento de Defensa decidió realizar un cambio”, ha dicho el portavoz del Pentágono Thomas Crosson. Sin embargo, Luis Elizondo ha asegurado que, a pesar de que se dejaran de destinar fondos, el programa siguió existiendo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.