Foto de Archivo (Reuters)


El Servicio de Seguridad ruso (FSB) ha desarticulado una célula del grupo terrorista Estado Islámico que planeaba perpetrar una serie de atentados en la localidad de San Petersburgo este fin de semana, según ha informado la agencia de noticias Sputnik.

En una operación realizada el miércoles y el jueves en San Petersburgo, el FSB ha detenido a los siete presuntos miembros de la célula, que operaba “en total clandestinidad y planeaba perpetrar el 16 de diciembre ataques sonados”, “incluyendo la detonación de un terrorista suicida en un lugar de culto, así como matanzas y explosiones de bombas caseras en espacios concurridos”.

Según el FSB, la célula de Estado Islámico se coordinaba desde el extranjero utilizando el servicio de mensajería instantánea Telegram. En la operación, los agentes rusos han desmantelado un taller de fabricación de explosivos y se han incautado de una gran cantidad de materiales y componentes para la producción de bombas caseras, además de armas automáticas, municiones y propaganda extremista.

Uno de los siete detenidos ha sido identificado como Eugeni Efimov. El individuo, según las autoridades rusas, está vinculado con Estado Islámico y tenía planeado atentar contra la catedral de Nuestra Señora de Kazán este domingo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.