Foto: Europa Press

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha instado este lunes al expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a “ir a Cataluña” si quiere hacer campaña y acarrear con las consecuencias de sus acciones.

“Nosotros creemos que lo que debe hacer el señor Puigdemont, puesto que se ha presentado a las elecciones catalanas, es ir a Cataluña si quiere hacer campaña y luego tomar posesión de su escaño y arrostrar las consecuencias de sus acciones”, ha defendido en rueda de prensa al término de la reunión con sus homólogos de la UE.

Al ser preguntado si eso significaría que tendría que hacer campaña desde la cárcel si vuelve a España, Dastis se ha limitado a decir que en este caso tendría que hacer campaña “de la mejor manera que pueda”.

Respecto a si la diplomacia española está haciendo gestiones después de que el Tribunal Supremo haya decidido retirar la orden de detención europea contra Puigdemont y cuatro exconsejeros huidos a Bélgica ante la posibilidad de que las autoridades belgas les concedan el permiso de residencia o huyan a otro país vecino, el jefe de la diplomacia española ha asegurado que el Gobierno evalúa “todas las posibilidades” pero ha rechazado dar más pistas.

“Nosotros estamos evaluando todas las posibilidades pero no es el momento ahora de tomar ninguna determinación”, ha esgrimido.

También ha avanzado que el Gobierno pedirá explicaciones a las autoridades y la Policía belga por las imágenes de algunas banderas esteladas colgadas en coches de la Policía belga durante la manifestación del pasado 7 de diciembre en Bruselas convocadas por Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, algo que en su opinión no es “muy presentable” y cuando menos “es pintoresco”.

“Vamos a preguntar, a las autoridades belgas, a la Policía belga”, ha asegurado el ministro, al ser preguntado si pedirán explicaciones por este incidente, tal y como ha reclamado el portavoz del PP en la Eurocámara, Esteban González Pons, quien además cuestionó las cifras de participación en la manifestación de la Policía belga, que pasaron de 10.000 a 45.000 en escasos minutos.

El ministro no ha querido pronunciarse sobre si la participación ha estado inflada o no y ha dejado claro que en todo caso lo importante “son las cifras de la gente que vaya a votar el 21 de diciembre”.

“Siempre hay discusiones sobre si están infladas o no (*). Mil arriba o mil abajo no tiene mayor importancia. En todo caso, lo que importa son las cifras de la gente que vaya a votar el 21 de diciembre”, ha zanjado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.