El accidente de Cercanías en Alcalá de Henares ha provocado lesiones de gravedad a cuatro personas y ha dejado 41 atendidos más por los servicios sanitarios desplazados a la zona, según han informado fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Las mismas fuentes precisan que la mayoría de los heridos atendidos por el SUMMA a raíz de este accidente acaecido sobre las 16 horas son por contusiones y crisis de ansiedad.

A su vez, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha informado de que cuatro personas heridas han sido trasladas a centros hospitalarios y que el alcalde de la localidad, Javier Rodríguez Palacios, se ha desplazado a la zona.

El incidente ha tenido lugar sobre las 16 horas cuando el vehículo, por causas que aún se desconocen, ha chocado contra la topera, según han explicado fuentes de Adif. La topera es un aparato ferroviario colocado en vías terminales que tienen como objetivo detener la circulación del tren por si por alguna incidencia no se parara antes.

En la zona se han desplazado efectivos de Policía Nacional, Bomberos de la Comunidad de Madrid, Protección Civil, SUMMA y cuatro patrullas de la Policía local de Alcalá de Henares. Se ha procedido a acordonar la zona para facilitar la asistencia a los heridos.

Por otro lado, en las redes sociales algunos testigos han difundido sus primeras impresiones de lo ocurrido, con vídeos y fotos del incidente.

Mientras, Cercanías y Adif ha informado de demoras de más de 10 minutos en la C-7 y en la C-2, líneas que pasan por Alcalá de Henares, debido al accidente. La consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, está informada de la evolución que toman los acontecimientos, según han señalado a Europa Press fuentes del Gobierno regional.

Ahora Renfe ha abierto una investigación para conocer las causas del accidente de Cercanías. El tren iba a “muy baja velocidad” cuando se ha producido el accidente.

Mientras los servicios sanitarios actúan, Renfe ha centrando toda su atención en facilitar la labor de estos equipos, atender a los viajeros y facilitar el tráfico ferroviario.

Por su parte, el conductor del tren de Cercanías ha dado negativo en los test de drogas y alcohol que se le han practicado tras el accidente, según ha señalado el alcalde de la localidad, Javier Rodríguez Palacios. La información de esta prueba se le remitirá a Renfe para determinar en su investigación si el incidente se debe a causas técnicas o humanas.

El alcalde ha explicado que, según las primeras informaciones, al entrar en la estación el vehículo, un articulado de dos plantas, y tratar de frenar ha sufrido un golpe contra la topera que no ha sido a gran velocidad. No obstante, al haber personas que viajaban de pie, la colisión les ha afectado y algunos han caído por las escaleras.

Javier Rodríguez Palacios ha expresado su preocupación por los afectados en el accidente, la mayoría vecinos de Alcalá, y ha puesto en valor la “profesionalidad” de la Policía Nacional, la Policía Local, los bomberos de la Comunidad de Madrid y los efectivos de Protección Civil, que se han desplazado rápidamente a la zona tras conocer lo ocurrido.

A su vez, el alcalde también ha destacado la labor del personal de Renfe y Adif en la estación, que trabajan para que el incidente no afecte a la circulación de trenes de Cercanías, que no se ha suspendido y que circulan por una sola vía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.