Representantes de las áreas de Movilidad y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento y de la Policía Nacional se reunido este martes con representantes del sector del taxi para evaluar la situación en materia de seguridad y establecer medidas que redunden en la seguridad de los taxistas y establecerá una línea de ayudas para instalar mamparas y cámaras dentro del taxi.

Durante el encuentro se ha acordado diferentes actuaciones que incluyen protocolos de actuación y una línea de subvenciones para
poder instalar mamparas de protección y cámaras dentro del taxi y, también, una aplicación informática para dar una respuesta inmediata si se produce una agresión.

El concejal de Movilidad, Joan Ferrer, ha querido remarcar que “durante la reunión se ha hablado de muchas estrategias que se han de trabajar de forma conjunta”, según informa el Consistorio en un comunicado.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, ha valorado como “positivo” el encuentro, que ha concluido con el acuerdo de “llevar a cabo muchas actuaciones que se pueden desarrollar desde
el Ayuntamiento para garantizar que los trabajadores de un servicio
público como el taxi estén seguros”.

Así, se ha acordado ofrecer jornadas de autoprotección o de defensa personal para que los taxistas sepan qué hacer y qué
no hacer ante una agresión y, también, para que se sientan más seguros y el contacto con las emisoras para tener claros cuáles deben ser los protocolos de aviso para que sean más efectivos y más rápidos.

Además, se ha planteado idear una aplicación que pueda reunir a todo el sector y que permita, ante de una situación de riesgo, conectarse directamente con el 112 o con la emisora de la Policía Local para poder tener una respuesta efectiva, rápida
y geolocaliztada.

Entre las medidas que se implantarán figura también un plan trienal de subvenciones para la instalación de mamparas de seguridad y de cámaras dentro de los taxis.

En relación a las cámaras, se harán las consultas jurídicas pertinentes y se estudiará si ya se emplean en otras ciudades. La idea es que graben imágenes y sonido dentro del taxi
y que puedan servir de prueba, además de tener un efecto disuasorio.

Las subvenciones se podrán solicitar durante 2018 para que se empiecen a instalar en 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.