El pleno del Consell de Mallorca ha aprobado este viernes el presupuesto para 2018, de 447 millones de euros, con 21 votos a favor del PSIB, Més, Podemos y el PI, y 11 votos en contra de PP y Cs.

El presupuesto de 2018 supone un incremento de casi 69 millones de euros respecto al ejercicio anterior. Esta cifra se ha modificado, respecto a la aprobación inicial, después de que se haya introducido una enmienda que hacía referencia a la gestión directa del servicio de Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

En concreto, se han presupuestado 6,6 millones de euros como ingreso de las tasas y la misma cantidad como gasto de la gestión de las inspecciones.

El conseller de Economía y Hacienda, Cosme Bonet, ha defendido que estos presupuestos “resumen las prioridades políticas” del equipo de gobierno, respecto a “políticas sociales, protección del territorio, impulso a la inversión y municipalismo”.

Desde el Consell de Mallorca han destacado que se destinan el 54% de los nuevos recursos a políticas sociales. El Consell aportará 190 millones de euros al Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS).

Se destinarán también 117 millones de euros al Departamento de Territorio e Infraestructuras. En cuanto a las inversiones en ayuntamientos, estas se materializarán en 34 millones de euros entre ayudas y subvenciones.

El endeudamiento de la institución a finales de este año será de 21 millones de euros con la previsión de que esta cifra se mantenga similar a finales de 2018.

Bonet también ha recalcado que se ha reducido en un 66 por ciento el dinero que se destina a pagar a los bancos, lo que ha permitido “recuperar 12 millones de euros para dedicarlos a políticas de mayor repercusión social y económica”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.