La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha apuntado que su gran deseo para el año 2018 es que “partidos, instituciones y sociedad civil luchen juntos para conseguir el Régimen Especial”.

Así lo ha comunicado en su discurso de Año Nuevo, que por primera vez se ha hecho fuera de la isla de Mallorca, en Ibiza, donde también ha pedido que “seamos capaces de seguir hablando con una sola voz ante el Estado para que la mejora en el descuento de residentes se traslade también a las conexiones con la península”.

En esta línea, Armengol ha considerado que es necesario el apoyo de todos para conseguir que “el Estado devuelva la solidaridad que le entregamos con una financiación más justa, que permita ofrecer los servicios sociales, educativos y sanitarios que nuestra gente merece”.

La presidenta ha explicado que este año ha hecho su mensaje desde Ibiza porque tiene claro que “las Islas somos todos: formenterenses, ibicencos, menorquines y mallorquines. Juntos construimos nuestro pequeño país en medio del mar, convencidos de que la diversidad nos hace más fuertes y que unidos avanzaremos con paso firme hacia un futuro mejor”, ha afirmado.

En el mensaje, Armengol ha hecho especial incidencia en su preocupación por la violencia machista. Según la presidenta, el Govern, el que tiene más mujeres de la historia, “está comprometido en esta lucha. Y en esta lucha tenemos que estar todos”. Por ello ha remarcado que se garantizará un puesto de trabajo durante un año a todas las mujeres maltratadas.

La jefa del Ejecutivo balear ha recordado que “el 2017 ha sido el año de la puesta en marcha del nuevo emisario de Talamanca y de un impulso decidido a las inversiones y mejoras de la red de agua en las cuatro islas, el año en que Menorca ha estrenado servicio de radioterapia en su hospital, el año del TAC en Formentera, de las nuevos pasos para acercar servicios a los ciudadanos y evitar desplazamientos innecesarios”.

También ha recordado que, en un nuevo paso de redistribución de la riqueza, este año se ha firmado un convenio de hostelería que “permitirá que más de 135.000 trabajadores cobren un 17 por ciento más de sueldo. Es el mayor incremento salarial negociado nunca “y que” nos convierte en un referente para todo el Estado”.

Por último, Armengol ha expresado que los próximos meses se debe seguir dialogando “para conseguir una España que progrese en la diversidad, al igual que, desde Formentera, Ibiza, Menorca y Mallorca, construimos unas Islas más fuertes, plurales y compartidas”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.