Foto: Reuters

Al menos cinco personas han muerto, entre ellas dos agentes de Policía, y otras tantas han resultado heridas en el ataque perpetrado este viernes por varios terroristas, uno de los cuales ha muerto por los disparos de la Policía, contra una iglesia copta a pocos kilómetros la capital de Egipto, El Cairo, según ha confirmado el Ministerio de Sanidad.

El ataque ha tenido lugar concretamente en la iglesia de Santa María Mina, en la ciudad cairota de Helwan, a diez kilómetros al sur de la capital.

Los coptos ortodoxos, que forman el diez por ciento de la población del país, suponen la mayor comunidad cristiana de Oriente Próximo. En incidentes relativamente frecuentes, son atacados por residentes musulmanes, que queman sus viviendas e iglesias en zonas pobres.

La inseguridad de la comunidad cristiana en Egipto ha aumentado considerablemente desde que Estado Islámico se extendió por Siria e Irak en 2014, atacando a las minorías religiosas en la región.

Estado Islámico publicó en febrero un vídeo en el que amenazó a la comunidad cristiana de Egipto, tras lo cual se produjeron varios asesinatos de coptos en la península del Sinaí, desplazando a cientos de familias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.