La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado por lluvias abundantes y fuertes vientos en tierra y mar en amplias zonas de la Península y Baleares a consecuencia de la borrasca Bruno, por lo que aconseja tomar medidas de prevención y mantenerse informado de la evolución meteorológica.

Así, destaca que de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) Bruno puede provocar en amplias zonas de la Península y Baleares fuertes vientos con rachas muy fuertes que podrán superar los 100 o 110 kilómetros por hora en el noroeste y norte peninsular; de 70 a 80 kilómetros por hora en el resto de las zonas y en Baleares. El temporal marítimo también será bastante generalizado en las costas españolas.

En cuanto a las precipitaciones, se prevé que las precipitaciones se irán extendiendo de oeste a este a partir de la tarde de este martes e irán afectando a prácticamente todas las zonas.

Las precipitaciones podrían ser persistentes y localmente fuertes, con probabilidad de que vayan acompañadas de tormentas y granizo en áreas de Galicia y Cantábrico.

Estas precipitaciones podrán ser de nieve a partir de 700 a 1.000 metros en el norte; 1.000-1.200 metros en la zona centro y 1.200-1.500 en las montañas del sureste. En concreto, serán probables las acumulaciones de nieve de 20 a 30 centímetros en Pirineos y Cordillera Cantábrica, de 5 a 10 centímetros en los sistemas Central e Ibérico.

Ante esta situación, Protección Civil aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.

Además, recomienda a quienes se encuentren en zonas de costa alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes e insta a no poner en riesgo la vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

A los conductores les aconseja mantenerse atento a las previsiones meteorológicas y llevar cadenas o neumáticos de invierno en el caso de circular por zonas altas de la mitad norte peninsular y tener especial cuidado con las placas de hielo.

En particular, ante los fuertes vientos recuerda que conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse, así como abstenerse de subir a los andamios sin las medidas adecuadas de protección.

A los conductores les recuerda que es preciso extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido, así como prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera. También insiste en revisar los neumáticos, el anticongelante y los frenos y tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina.

En ese sentido aconseja llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y cargador de automóvil. Si está atrapado en la nieve, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, recomienda no tratar de resolver la situación de forma unilateral y tratar de informar de este hecho y salvo que la situación sea insostenible, espere asistencia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.