El director ejecutivo de red de rutas de Vueling, Manuel Ambriz, ha confirmado este miércoles que están investigando un posible incidente en un vuelo Barcelona-Menorca, después de que dos mujeres denunciaran que habían sido expulsada del avión supuestamente por hablar catalán.

Ambriz ha señalado que un hecho así les “apena mucho” y que no desean actuar de este modo “con ningún cliente”. “Es algo que estamos investigando, tanto con nuestros empleados como con las clientas”, ha declarado en respuesta a una pregunta de los periodistas en una rueda de prensa en Palma.

El director de red de la aerolínea ha señalado que el tema está en manos del presidente, la directora de relaciones institucionales y el director de servicio el cliente.

Con todo, el ejecutivo ha destacado que en su empresa hay “más de 50 nacionalidades” y que son “respetuosos en todo momento”. Además, ha subrayado que la mayoría de los empleados hablan catalán, aunque su manual de operaciones les obliga únicamente a conocer castellano e inglés.

“No vamos a entrar en más detalles”, ha zanjado Ambriz, que ha concluido subrayando que quieren “tener la versión completa” de los hechos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.