Martín March

Vox en Baleares ha denunciado este jueves ante la Fiscalía al conseller de Educació i Universitat, Marti March, por su “proyecto de adoctrinamiento ideológico” desde que empezó la legislatura. Le acusa de los delitos de prevaricación e incitación al odio.

Según ha expresado el partido, este “proyecto” se ha visto reforzado por la creación de la Comissió de Normalització Lingüística (CNL). El objetivo que ha visto Vox no es otro que hacer una clasificación de los colegios por “afinidad ideológica pancatalanista, vaciando los centros educativos de conocimiento”.

En la denuncia al conseller March se recogen numerosos ejemplos de lo que ellos consideran como “adoctrinamiento educativo, hispanofobia y trato degradante”. Así, pretenden demostrar el uso politizado de la educación en Baleares.

Para apoyar su denuncia, han destacado que “la Administración debe ser neutral ideológicamente, especialmente en el ámbito educativo, como se señala en la Ley Orgánica 8/1985”. En el artículo 18.1, “se establece que todos los centros públicos desarrollarán sus actividades con sujeción a los principios constitucionales, garantía de neutralidad ideológica y respeto de las opciones religiosas y morales”.

También se han sustentado en una sentencia del Tribunal Constitucional que avala su postura. “Hay sentencias del Tribunal Supremo negando a la Administración que pueda ‘imponer o inculcar, ni siquiera de manera indirecta, punto de vista determinados sobre cuestiones morales'”, añaden.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.