Un joven ha sufrido graves heridas en el brazo después de que su extremidad quedara atrapada en una máquina de un restaurante en el Port de Pollensa. El hombre estaba manipulando el aparato hacia mediodía y se le clavó una pieza en el antebrazo. Nada más pisar el hospital, tuvo que ir directo al quirófano.

Los hechos se han producido cuando el hombre de 30 años y nacionalidad italiana manipulaba una máquina amasadora. Un brazo quedó atrapado y no había manera de que pudiera salir.

Así, dieron aviso rápidamente a los servicios de emergencias. En seguida llegaron ambulancias del 061, la Policía Local, la Guardia Civil y los Bomberos de Mallorca.

Los bomberos no tuvieron otra que cortar la pieza que tenía incrustada en el antebrazo. No pudieron sacarla en el lugar, así que no hubo otra salida que esta.

Después, una ambulancia le atendió. El chico sufría fuertes dolores y no aguantaba. Tenía la extremidad destrozada. Por tanto, le estabilizaron y le intubaron.

La ambulancia se dirigió de urgencia hacia el hospital de Son Espases. Allí le estaban esperando para que nada más llegar fuera directo al quirófano. Sus heridas eran graves, pero solo se localizaban en el brazo, así que su vida no corre peligro.

Ahora la Guardia Civil investigará este accidente laboral.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.