Foto: Reuters

El jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, el general Valeri Gerasimov, ha asegurado este martes que, en los últimos dos años, han sido “eliminados” en la guerra de Siria más de 54.000 “elementos de grupos armados ilegales”.

“En total fueron eliminados más de 54.000 elementos de los grupos armados ilegales que operan en Siria”, ha asegurado el general Gerasimov, en una reunión con altos cargos del Ministerio de Defensa ruso.

El jefe de Estado Mayor ruso ha dicho que los grupos terroristas disponían de 1.500 carros de combate y vehículos blindados, más de 1.200 morteros y otras piezas de artillería. “Tenían cantidades suficientes de armas que recibían del extranjero”, ha señalado.

Además, ha asegurado que también hay instructores de Estados Unidos, Europa occidental y Oriente Medio que entrenaron a los mandos terroristas en campamentos específicos. “En algunos casos, oficiales de estos países dirigían directamente a las formaciones armadas ilegales”, ha afirmado.

Rusia participa en la guerra de Siria apoyando al régimen que preside Bashar al Assad desde 2015, cuando puso en marcha un despliegue militar aéreo para frenar el avance de grupos terroristas como Estado Islámico y Frente al Nusra.

“En dos años los militares rusos lograron cambiar el curso de la guerra, derrotar a las grandes formaciones terroristas y liberar ciudades clave” en Siria, ha destacado el jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.