Foto: Reuters

Las Fuerzas Armadas de Rusia han atacado con bombarderos estratégicos y misiles de largo alcance objetivos del grupo terrorista Estado Islámico cerca de la localidad siria de Abu Kamal, el último gran bastión que conservaba la organización y que fue liberado la semana pasada por el régimen de Bashar al Assad.

El Ministerio de Defensa ruso ha informado de que seis aeronaves Tu-22M3 han participado en este bombardeo, en el que han sido atacadas “áreas fortificadas, personal y carros blindados de los terroristas”, según un comunicado recogido por la agencia de noticias oficial Sputnik. Los exámenes posteriores han permitido constatar a Moscú la destrucción de todos los objetivos.

El Ejército sirio y sus fuerzas aliadas han reforzado en las últimas semanas sus operaciones en la provincia de Deir Ezzor, lo que les ha permitido lograr sucesivas conquistas y reducir al mínimo las zonas controladas por Estado Islámico. Según el Ministerio de Defensa ruso, ya ha sido liberado más del 90 por ciento del territorio sirio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.