La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha asegurado este viernes que el Gobierno amenazó al Govern de la Generalitat cesado con “violencia extrema con muertos en la calle” si, tras el referéndum del 1 de octubre, no ponía fin al proceso independentista.

“Directamente nos decían esto: que habría sangre y que teníamos que parar porque no dudarían esta vez, y que esta vez no serían pelotas de goma sino que la cosa sería claramente contundente”, ha afirmado en una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, en la que no ha revelado quién informó concretamente al Govern de ello, aunque se ha mostrado dispuesta a hacerlo cuando llegue el momento.

Según Rovira, tanto el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, como su vicepresidente, Oriol Junqueras, “con mucha insistencia ponían sobre la mesa que las fuentes que llegaban eran contrastadas”, y también fueron informados de movimientos de armas en Sant Climent Sescebes (Girona), donde el Ejército tiene una base militar.

“El Gobierno español nos hacía llegar por múltiples vías que, si continuábamos por este camino, habría escenarios de violencia extrema”, ha insistido la ‘número dos’ de los republicanos a las elecciones del 21 de diciembre.

Asimismo, ha revelado que el Govern se planteó suspender el referéndum del 1 de octubre por las cargas policiales y que así se lo comunicó a las juntas electorales: “Nos contestaron que ya podíamos ir haciendo declaraciones políticas que la gente de este país pensaba votar”.

Rovira ha lamentado que el Gobierno no ha aceptado ninguna de las peticiones de mediación que ha asegurado que se ofrecieron desde “el Gobierno suizo y el grupo The Elders”, una entidad formada por exlíderes mundiales como el expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter y los exsecretarios generales de la ONU Kofi Annan y Ban Ki-Moon.

JUNQUERAS, PRESIDENCIABLE DE ERC

Ha defendido que el candidato a la Presidencia de la Generalitat de ERC es Oriol Junqueras y que, si la campaña y las elecciones del 21 de diciembre se desarrollan “en una situación de normalidad” –con el Govern cesado en libertad–, los republicanos y la candidatura de Carles Puigdemont –JuntsxCat– confrontarán ideas.

“Que los ciudadanos decidan cómo se tiene que hacer esta República, porque tenemos proyectos de implementarla diferentes”, ha justificado.

En caso de que Puigdemont y los exconsellers no puedan acudir al Parlament por encontrarse en prisión o en el extranjero, los republicanos apuestan por restituir al Govern cesado, que consideran el legítimo.

Sin embargo, la persecución judicial puede hacer inviable que Puigdemont y los exconsellers puedan ejercer como miembros del Govern, por lo que Rovira ha propuesto la creación otro Govern “efectivo en Cataluña” que ejecute las directrices del primero.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.