El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha instado este jueves al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont a volver a la “realidad” y asumir que en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre sufrirá un “batacazo” electoral.

Así ha valorado las declaraciones de Puigdemont en las que dice que confía en poder acudir al Parlament a tomar posesión del escaño pese a la orden de europea de detención y entrega cursada en su contra por la Audiencia Nacional por los delitos de rebelión, sedición y malversación.

“Puigdemont vive en Matrix, en un mundo paralelo, se piensa que es presidente y no lo es, se piensa que son presos políticos” quienes están imputados “por malversación de fondos públicos, se piensa que España no es una democracia y sí lo es”, ha manifestado Rivera en una entrevista en ‘Los Desayunos de TVE’ recogida por Europa Press.

En su opinión, el presidente catalán destituido “vive en el mundo de las creencias y no de la realidad”, y debe asumir ya que “no va a ganar las elecciones” del 21-D y que su lista “se va a ganar un batacazo importante”.

DESPUÉS DE LA CAMPAÑA SE RADICALIZARÁN

Respecto al reconocimiento por parte de Puigdemont de que su Govern hizo un análisis equivocado de la situación en Cataluña al pensar que el Ejecutivo de Mariano Rajoy se abriría a negociar la hoja de ruta soberanista, el presidente de Cs ha indicado que a él no le van a engañar.

“Dicen una cosa en campaña y luego se radicalizan y hacen lo que hacen”, que en este caso ha sido “un golpe de estado”, ha afirmado, defendiendo que la “locura” del proceso independentista solo se podrá detener si fuerzas independentistas son derrotadas en las urnas.

Para ello ve necesario que “nadie se quede en casa” el 21 de diciembre, ya que, según el análisis de Ciudadanos, la diferencia la marcan 150.000 votos. Considera que “la batalla aquí es quién se desmoviliza”, si el electorado separatista, porque una parte puede pensar que el ‘procés’ ha sido un “fracaso” y que ha tenido efectos económicos negativos, o el que rechaza la independencia.

“Con cuatro o cinco escaños menos, los separatistas pierden no solo en votos, pierden la mayoría absoluta”, ha explicado. Si eso ocurriera, espera que Cs, el PSC, Catalunya en Comú y el PP puedan habilitar un gobierno que “no sería el gobierno soñado, pero sería el único posible”, para restablecer la normalidad en Cataluña, que vuelvan las empresas que se han marchado y se “recomponga la convivencia”.

ESPERA QUE PSC Y PODEMOS SE SUMEN A Cs Y PP

Según ha precisado, la fórmula podría ser ser un gobierno con independientes, un gobierno transversal o un gobierno monocolor apoyado por una mayoría parlamentaria, pero cree que ahora lo importante es que los líderes nacionales de los partidos que “respetan la Constitución y la ley” se comprometan a respaldarlo.

El líder de la formación naranja se ha mostrado confiado en que finalmente la “presión” de los votantes del PSC y de Podemos, a los que considera no separatistas, hará que estos dos partidos se inclinen por hacer presidenta de la Generalitat a Inés Arrimadas (Cs) antes que pactar un tripartito con ERC. Para ello, espera que los ‘comuns’ logren “muy pocos votos” y así se vean obligados a sumarse al bloque constitucionalista.

En cuanto a la afirmación del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, de que después de las elecciones pactará con el partido que le haga presidente, Rivera ha dicho que el presidente deberá ser el de la lista constitucionalista que obtenga más votos, que, según los sondeos, sería Inés Arrimadas.

Durante la campaña electoral, Ciudadanos trabajará para “capitalizar el voto útil” entre los partidos que respetan la ley y presentarse como “el voto limpio, claro y sin sorpresas”, que rechaza de plano la independencia.

QUIEN GOBIERNE SABRÁ CUÁLES SON LOS LÍMITES

A la pregunta de qué ocurrirá si los resultados electorales son similares a los de los comicios autonómicos de 2015, en los que los partidos independentistas lograron mayoría de escaños, Rivera ha contestado que lo importante es que Cataluña haya vuelto a “la senda de la democracia” gracias a la intervención de la autonomía por parte del Gobierno central con la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

A su juicio, ir a votar “es una buena idea” y, “sea cual sea el resultado, será en democracia”. Además, ha subrayado que quien gobierne en un futuro, ya sabrá que “cuando alguien se salta las leyes se le aplica el Código Penal” y que si desobedece la Constitución se activará el artículo 155.

Por último, sobre la puesta en práctica de ese precepto constitucional, el presidente de Ciudadanos cree que se ha visto que “el mundo no se ha acabado” por ello y que el Estado “ha tenido que hacer relativamente poco” y las consejerías de la Generalitat están funcionando.

Lo que sí ha criticado es la gestión que hizo el Gobierno de Rajoy de la huelga general convocada en Cataluña el pasado 8 de noviembre, ya que considera que “no se gestionó bien” el “sabotaje” y el corte de estaciones de tren y carreteras, así como la actuación de algunos agentes de los Mossos d’Esquadra que, según ha dicho, no fueron “demasiado dinámicos” deshaciendo esas movilizaciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.