CASA REAL

El Rey Felipe VI ha animado este miércoles a las empresas españolas y de Estados Unidos a colaborar y explorar juntas nuevos mercados durante la cena de gala con motivo del centenario de la Cámara de Comercio de EEUU en España.

“Las economías española y estadounidense deben seguir trabajando juntas, fortaleciendo sus excelentes relaciones y explorando conjuntamente el desarrollo de nuevas colaboraciones tanto entre administraciones como entre empresas”, ha subrayado durante su intervención.

Y ha apostado porque eso se haga no sólo en España y en Estados Unidos, sino también en terceros mercados, especialmente en Latinoamérica. Para ello, se ha mostrado seguro de que la que Cámara de Comercio de los EEUU en España “va a seguir realizando una labor fundamental, como ha hecho durante los últimos cien años”.

Además, el monarca ha apostado por la apertura y la libertad económica, así como por la internacionalización empresarial, como “motor de activación de la economía y de promoción del empleo”. Así, ha recalcado que apertura e internacionalización “favorecen la inversión, el crecimiento y una mayor competitividad que facilita el desarrollo de proyectos empresariales, que es donde más capacidad hay para la generación de nuevos puestos de trabajo”.

De hecho, ha defendido que en España la internacionalización ha contribuido “de forma sustancial a amortiguar los efectos de la crisis y hoy España es la segunda economía más abierta de entre las grandes de la UE”.

Don Felipe, que ha vuelto a emprender una actividad pública habitual después de algunas semanas sin agenda por la situación en Cataluña, ha evitado cualquier alusión a la situación política en España y se ha centrado en el objeto del acto. Eso sí, ha recordado que la institución nació hace cien años en Barcelona.

Al aniversario, celebrado en un Teatro Real engalanado con las banderas de los dos países, han acudido más de 200 invitados, entre ellos la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, y varios secretarios de Estado, junto al presidente de la Cámara de Comercio de EEUU, Jaime Malet y el encargado de negocios de EEUU, máximo responsable de la embajada, Benjamín Ziff.

El Rey ha agradecido a los miembros de la Cámara su compromiso con la promoción y defensa de las relaciones económicas y comerciales hispano-estadounidenses, su actitud de “tender puentes y promover la modernización de España”.

Estados Unidos, ha destacado, siempre ha sido un país prioritario para la política económica y comercial española, una apuesta que las empresas españolas han redoblado en los últimos 15 años, y más de 600 han creado filiales allí.

“El futuro está ahí para que lo ganemos, vamos a ganarlo para la prosperidad, ha finalizado el Rey diciendo las últimas palabras en inglés.

De la junta directiva de la Cámara de Comercio forman parte empresas como 3M, Iberia AIG, Alcoa, Cisco, Facebook, General Electric, IBM, Morgan Stanley o Pfizer.

Durante el acto sí ha aludido, aunque veladamente, a la situación de Cataluña el presidente de la Cámara, Jaime Malet que ha dado las gracias “a la Casa Real, especialmente en estos momentos, por su trabajo siempre discreto e impecable en todo.

Malet ha defendido que, aunque las asociaciones empresariales no deben hacer política y la Cámara es apolítica “cuando los políticos, los gobernantes, llevan a cabo procesos que pueden poner en peligro puestos de trabajo, inversiones y el bienestar de las familias” las asociaciones deben “estar ahí.

“No para crear puentes. No para crear soluciones paralelas. No para contemporizar, hacer seguidismo o ponerse de perfil. Sino para analizar las situaciones en profundidad y advertir de los riesgos a nuestros socios y a la sociedad, claramente, sin dobles lenguajes ni equilibrios semánticos”, ha remarcado.

Así, ha incidido en que en estos últimos días se ha visto “como una deriva política grave, muy grave, ha puesto en peligro el ciclo alcista” de la economía: “decenas de planes de inversión abortados o suspendidos y cientos de empresas cambiando su sede social y fiscal, muchas de ellas, miembros de AmchamSpain”.

La Cámara americana, ha dicho, igual que la CEOE o la Cámara de Comercio española, alzaron la voz para trasladar los riesgos a la sociedad.

“De eso hace ya cuatro años. Por prudencia podíamos habernos callado. Pero si como institución no somos capaces de alzar la voz por encima de la de nuestros socios para denunciar actuaciones políticas que suponen riesgos económicos tan graves, de que servimos? Si no podemos decir en voz alta lo que muchos hablan en privado, cual es nuestra función?”, se ha preguntado.

Por su parte, el ministro Dastis se ha centrado en destacar que las relaciones entre España y Estados Unidos son más sólidas que nunca, con una estrecha cooperación en materia de defensa que los hace ” aliados indispensables” y una fuerte relación económica que hace de EEUU un socio clave para España.

En la solidez de las relaciones ha incidido también Benjamín Ziff, que ha recalcado que España es para EEUU un socio no sólo dispuesto, sino también “capaz”, gracias a la recuperación económica.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.