El piloto español de Moto3 Marcos Ramírez (KTM) ha asegurado que su tercer puesto en el Gran Premio de la Comunitat Valenciana le permite acabar la temporada “con buen sabor de boca”, aunque ha advertido de que la próxima campaña lucharán “por algo más”.

“Lo hemos hecho bastante bien durante todo el fin de semana y quiero dar las gracias al equipo y a KTM, que estamos trabajando realmente duro. El año que viene lucharemos por algo más”, señaló en declaraciones a Movistar MotoGP tras la prueba.

El de Conil de la Frontera explicó que no pudo evitar el adelantamiento del campeón del mundo, Joan Mir (Honda), segundo al final de la cita. “Estaba en el grupo esperando las últimas vueltas; había visto que Mir se había salido en la caída de Rodrigo y sabía que iba a llegar; ha llegado y cuando me ha adelantado he pensado que Mir iba a tirar fuerte”, manifestó.

“Bastianini me ha puesto un poco de lucha, he seguido su rueda pero ha sido imposible adelantarle porque detrás de él iba al límite. Un tercer puesto es increíble para acabar la temporada con un buen sabor de boca. Toca trabajar este invierno y que el año que viene podamos hacer muchos más podios”, continuó.

Por otra parte, el andaluz analizó su toque con el italiano Fabio di Giannantonio (Honda), que acabó en el suelo. “He intentado adelantar a Bastianini. He sentido un fuerte golpe detrás y creía que el escape o el basculante se había doblado. Las siguientes curvas eran de izquierdas y cuando he salido de la última de izquierdas he mitado si el escape estaba bien; aparentemente sí, un poco doblado”, subrayó.

“Cuando he entrado en la primera curva de derechas he entrado con un poco de miedo porque no sabía qué podía suceder, parecía que empezaba a deslizar un poco más en la parte derecha. Son cosas de carrera”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.