La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Margalida Prohens, ha asegurado este miércoles que la posible venta de la sede del partido no está relacionada con casos de corrupción sino que se debe a motivos “meramente económicos”.

Así lo ha indicado la portavoz en respuesta a una pregunta de los medios tras la Junta de Portavoces del Parlament. Según Prohens, plantear esta operación “no es un tema de la nueva etapa” del partido sino que “hace años que se viene hablando”.

Prohens ha explicado que dado que el PP actualmente no gobierna ha tenido una disminución de los ingresos “como cualquier partido”, por lo que “se está replanteando el tema económico” desde la gerencia y una de las posibles medidas es la venta de la sede ubicada en la calle Palau Reial de Palma. En todo caso, “no es un tema cerrado”, ha puntualizado la diputada.

“Quiero que quede claro que es por un tema económico”, ha dicho la portavoz, que lo ha comparado con “una familia que debe apretarse el cinturón”, en respuesta a una pregunta sobre si la venta está relacionada con “sospechas de corrupción”, como ha publicado ‘Última Hora’.

Por otro lado, Prohens también ha señalado que la venta se plantea para mejorar la accesibilidad a la sede para los militantes de fuera de Palma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.