Una junta penitenciaria de Grecia ha decidido conceder dos días de permiso carcelario a Dimitris Koufodinas, un dirigente del grupo terrorista 17 de Noviembre que fue condenado a varias cadenas perpetuas, una decisión que ha provocado un alud de críticas al Gobierno heleno, dirigido por el primer ministro, Alexis Tsipras.

Koufodinas está en la cárcel cumpliendo cadena perpetua por su papel en el grupo terrorista marxista 17 de Noviembre, que estuvo activo durante casi tres décadas y cuyos líderes fueron detenidos en el año 2002. Las víctimas del grupo terrorista van desde empresarios hasta diplomáticos. La primera víctima fue el jefe de la delegación de la CIA en Grecia en 1975 y la última fue el agregado de Defensa de la Embajada de Reino Unido en 2000.

Las autoridades penitenciarias han decidido conceder al preso dos días de permiso bajo la condición de que se presente dos veces al día en una comisaria. Este permiso es el primero del que disfruta el reo desde que fue encarcelado en 2003.

El permiso ha sido concedido en un momento sensible para el Gobierno, al que la oposición ha acusado en anteriores ocasiones de mostrarse demasiado blando frente al crimen y, en concreto, frente a los grupos antisistema relacionados con el radicalismo de izquierda y la anarquía.

La parlamentaria conservadora Dora Bakoyannis, cuyo marido fue asesinado a tiros por el grupo 17 de Noviembre en 1989, se ha mostrado visiblemente molesta por la decisión de las autoridades penitenciarias de conceder el permiso al condenado. “No es cualquier terrorista. Era un líder, el guía ideológico, el chico que escribió un libro que decía que, tras ese asesinato, se fue a una taberna a celebrarlo mientras mis hijos lloraban”, ha asegurado, en declaraciones a la cadena de televisión Skai TV.

Dimitris Papadimoulis, miembro del partido gubernamental SYRIZA y europarlamentario, ha recordado que la ley que permite a los presos salir de la cárcel con permisos fue aprobada por los conservadores, si bien ha expresado sus dudas sobre la conveniencia de dar ahora un permiso a un condenado a cadena perpetua.

Koufodinas, un apicultor amater conocido como ‘mano venenosa’ por su precisión, ha permanecido encerrado en una cárcel de máxima seguridad en Atenas desde hace quince año. En prisión ha escrito dos libros, uno llamado ‘Yo nací el 17 de noviembre’ y otro titulado ‘Trece respuestas’.

En un proceso celebrado en 2003, quince personas, incluido Koufodinas, fueron concedenadas por 23 asesinatos y decenas de atentados con bomba llevados a cabo por el grupo terrorista marxista. Una década después, la polémica se generó cuando uno de los condenados, Christodoulos Xiros, se fugaran aprovechando un permiso penitenciario.

El fugado, que nunca mostró arrepentimiento por sus delitos, hizo un llamamiento a una “revolución” contra el estado en su huida de la justicia. Fue detenido de nuevo 2014 después de que el Gobierno ofreciera una recompensa de un millón de euros a quien ayudara a capturarlo.

El grupo terorrista toma su nombre de la fecha de una revuelta de estudiantes contra la dictadura militar en 1973. Desde entonces, ese día, el 17 de noviembre, se registran manifestaciones en las calles de Atenas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.