Foto: Europa Press

Los dos periodistas que han comparecido este martes ante la comisión del Congreso que investiga la supuesta financiación ilegal del PP y que manejaron los ‘papeles de Bárcenas’ han señalado que “indiciariamente” uno de los dirigentes del partido que cobró sobresueldos en B fue el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que el también presidente del PP era conocedor de la contabilidad opaca de su formación.

En la existencia de indicios de que Rajoy cobró en negro han coincidido Javier Moreno, que era director de ‘El País’ en enero de 2013, cuando se publican las anotaciones del extesorero, y la periodista de ‘ABC’ Marisa Gallero, autora de ‘Bárcenas. La caja fuerte’, quien ha mantenido numerosas conversaciones con el también exsenador ‘popular’.

Moreno ha dicho desconocer si la supuesta ‘caja B’ del PP se cerró en 2008 –fecha hasta la que llegan las fotocopias que publicó su medio antes que los originales de esos apuntes contables fueran entregados a la Audiencia Nacional–, pero sí ha confirmado que “indiciariamente” uno de los que cobró fue Rajoy (figura M. Rajoy) que habría recibido un pago anual de 25.200 euros entre 1997 y 2008.

Durante su intervención Gallero ha hecho hincapié en que, de momento, sólo se puede hablar de indicios porque ni siquiera se ha fijado una fecha para el juicio de ‘los papeles de Bárcenas’ y también ha recalcado que de momento no se conoce que ningún político vaya a ser juzgado por esas retribuciones.

LA MALA RELACIÓN ENTRE BÁRCENAS Y COSPEDAL

Además, la periodista ha comentado que Bárcenas dice tener en su poder dos grabaciones que demostrarían que Rajoy es conocedor de la ‘caja B’, una de ellas correspondería a marzo de 2010, concretamente al momento en el extesorero le entrega una copia de la contabilidad paralela y los 4.900 euros que quedan de remanente cuando cierra la caja opaca. Según ha dicho, ella no ha podido escuchar esas cintas y “de momento no tiene pinta” de que Bárcenas las quiera hacer públicas.

Gallero ha indicado que, a juzgar por lo que le ha dicho Bárcenas, el también exgerente y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, “no se llevaban muy bien”, pero ha negado que se pueda atribuir a la ahora ministra de Defensa la filtración de los ‘papeles de Bárcenas’.

En este contexto, ha narrado que fue Bárcenas el que, conocedor de que Suiza iba a pedir una comisión rogatoria sobre la cuenta con 22 millones que tenía allí ocultos, pidió rescindir su contrato con el PP, pero que finalmente, al saber que ha regularizado ese dinero acogiéndose a la amnistía fiscal de 2012, se mantiene en Génova.

Después, ha continuado Gallero, se publicaron las primeras noticias sobre los sobresueldos y se “desencadenó todo”, incluida una “lucha de poder” entre Bárcenas y Cospedal, puesto que ambos son “cargos de confianza” en el partido.

Preguntada sobre si hay que creerse al Bárcenas que niega la existencia de la ‘caja B’ o al que la confirma, Gallero ha respondido que la Fiscalía Anticorrupción parece dar credibilidad al que la avala, puesto que considera “abrumadoramente probada” su existencia.

COPIA DE LOS DISCOS DUROS

Además, Gallero ha señalado que Bárcenas asegura tener “como seguro de vida” una copia de los discos duros de los ordenadores que usaba en Génova, cuya destrucción está siendo investigada en una causa en la que está acusada la actual tesorera, Carmen Navarro. El extesorero explicó en el juzgado que esas copias contienen recibí y datos correspondientes a la financiación de campañas electorales.

De su lado, Moreno ha recordado, tal y como hizo en sede judicial cuando declaró en el procedimiento de Cospedal contra Bárcenas, que el extesorero enseñó los originales de sus anotaciones al subdirector de Nacional de ‘El País’, José Manuel Romero, unos dos años antes de que los publicaran, pero que no fue él quien les filtró las fotocopias que finalmente salieron a la luz.

Por lo demás, Moreno ha explicado cómo comprobaron a través de peritos caligráficos la veracidad de esas fotocopias antes de publicarlas, cómo algunos de los nombres que aparecen en los mismos como receptores de cantidades del partido lo reconocieron al periódico y cómo hasta una quincena hicieron lo propio ante la Audiencia Nacional.

También ha apuntado que, a juzgar por actuaciones como la destrucción de los ordenadores que Bárcenas utilizaba en Génova 13, se puede afirmar que el partido de Rajoy “en general no ha tenido una actitud de colaboración activa y voluntaria” con la Justicia.

DEMANDAS, PERO NO MÁS PRESIONES QUE ANTE OTRAS NOTICIAS

Gallero ha garantizado que ella no ha recibido nunca ninguna “presión” por investigar la financiación del PP, mientras que su colega ha explicado que fue objeto de numerosas denuncias pero que no sufrió más presiones que en otras ocasiones.

En concreto, Moreno ha relatado que entre él y el periódico acumularon varias demandas de dirigentes ‘populares’ por esa información, pero ha restado importancia a las mismas por ser un mecanismo habitual cuando se publican asuntos delicados, pero que no tienen incidencia en el trabajo de los periodistas.

Moreno ha recordado que, algunos de los que reaccionaron de esta manera, fueron el expresidente José María Aznar, los exvicepresidentes Rodrigo Rato y Javier Arenas, los exministros Ángel Acebes y Jaime Mayor Oreja y la secretaria general del PP y actual ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Tras recordar que ninguna de esas acciones legales contra él o su medio prosperó –o fueron retiradas “a última hora” o fueron desestimadas–, ha hecho hincapié en que los periódicos están acostumbrados a que les denuncien y que no lo hacen sólo los políticos.

Y ha dejado claro que estas actuaciones llevan a “perder tiempo” a los abogados de los medios y a los profesionales, pero que no hacen mella en el trabajo de los informadores, tampoco en sus compañeros, que continuaron investigando y publicando noticias sobre este asunto. “No nos desestabiliza y no creo que lo que pretendieran fueran intimidarnos”, ha comentado.

Así, ha incidido en que aunque un periódico siempre es objeto de “presiones”, las sufridas tras publicar las anotaciones del extesorero del PP no fueron mayores que en otros casos. En su opinión, con esas demandas lo que buscaban su autores era tener argumentos para defenderse ante la opinión pública y “capear el temporal”, al menos en los primeros meses.

Moreno fue relevado como director de ‘El País’ un año después de publicar los ‘papeles de Bárcenas’ pero, según ha dicho, no tiene ningún elemento que le haga pensar que esa información tuvo algo que ver con su cese.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.