Foto: Reuters

La Asamblea Nacional de Venezuela ha denunciado este martes la “hiperinflación” que sufre el país y que a estas alturas del año ha cifrado en un 825,7 por ciento, si bien ha advertido de que al cierre de 2017 podría alcanzar la cifra récord del 1.400 por ciento.

“Este mes debemos decir (…) que la economía venezolana ha entrado ya formalmente a un proceso de hiperinflación”, ha dicho el diputado opositor Ángel Alvarado en la sesión que la sede legislativa ha celebrado para abordar la situación económica de la nación caribeña.

Alvarado ha afirmado que, de acuerdo con los datos recabados por el Parlamento, el pasado octubre la inflación fue del 45,5 por ciento, lo que sitúa a la inflación acumulada en estos diez meses en un 825,7 por ciento. Además, ha advertido de que, si bien estos números ya son “dramáticos”, podrían empeorar.

Así, ha indicado que, “siendo conservadores”, hacia final de año “estará por encima del 1.400 por ciento, ya que el crecimiento de la inflación es geométrico, exponencial, cada mes ese acumulado es mayor”. “Y, si se mantiene este ritmo, la inflación para el año que viene podría estar por encima del 12.000 por ciento”, ha augurado.

La también diputada opositora Mariela Magallanes ha indicado que la inflación se traduce en “hambre, pobreza y delincuencia”. “La consecuencia, el impacto social, es que es que la familia venezolana entera está huyendo del país, porque está buscando, con toda la razón, mejores condiciones de vida”, ha dicho.

La Asamblea Nacional, que está controlada por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) –coalición opositora– desde 2016, ha comenzado a calcular la inflación porque el Banco Central de Venezuela (BCV) no publica sus propios datos al respecto desde hace dos años. “Es una política de ocultamiento”, ha criticado Alvarado, según informa ‘El Universal’.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.