El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha visitado este miércoles el cementerio de la capital balear con motivo de la festividad de Todos los Santos y ha dedicado unas palabras de recuerdo a los regidores y funcionarios fallecidos en acto de servicio.

Al inicio de su intervención, Noguera ha querido realizar un “sentido homenaje” a los bomberos Alejandro Ribas y Miquel Ballester. Asimismo, ante el Muro de la Memoria del cementerio, el alcalde también ha recordado a “todos los regidores” del Ayuntamiento de Palma “que murieron por el simple hecho de hacer de regidor” y “defender la democracia y la acción política para mejorar la ciudad”.

Noguera ha destacado del gobierno municipal de la Segunda República que “se construyeron más escuelas que en los primeros 30 años del franquismo”, algo que “es un ejemplo a tener en cuenta”. En este sentido, el alcalde ha insistido en que “la defensa de la democracia es una obra colectiva”.

Por otro lado, Noguera ha señalado que 2018 será “un año importante” porque “después de 20 años habrá una inversión importante“, de más de 500.000 euros, “para reordenar, mejorar y sobre todo dignificar” el lugar. “Un cementerio debe ser lugar de descanso, pero también un lugar digno”, ha recalcado el alcalde.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.