Reuters / Mohamed Azakir

El ministro saudí para Asuntos del Golfo, Thamer al Sabhan, ha declarado que cuenta con “información confirmada” sobre un plan para asesinar al ex primer ministro de Líbano, Saad Hariri, que dimitió ayer por temor a un atentado contra su vida.

Según ha hecho saber el ministro en una entrevista con el canal de televisión árabe Futuro (propiedad precisamente de Hariri), el ex primer ministro decidió dimitir desde Arabia Saudí por “las amenazas de seguridad”.

La Inteligencia libanesa aseguró ayer que no tenía conocimiento de una conspiración para asesinar al ex primer ministro, un plan del que comenzó a informar ayer la cadena árabe Al Arabiya.

“Los conspiradores ordenaron el desalojo de varias torres de vigilancia que observaban los movimientos del convoy del primer ministro” mientras hacía un recorrido oficial “hace unos días”, sin dar más detalles.

El plan fue finalmente desarticulado por una rama de las Fuerzas de Seguridad Interna de Líbano, las ISF, que aseguraron a su vez no tener conocimiento de conspiración alguna para matar a Hariri, según hizo saber el organismo.

“En referencia a estas informaciones que circulan sobre el desbaratamiento de un intento de asesinar al primer ministro, el Directorio General de las ISF quiere aclarar que ni esta organización ni la Rama de Inteligencia (del Ejército libanés) son la fuente de estas informaciones”.

“Por lo tanto”, según la nota de ayer, recogida por el portal de noticias Naharnet, “no somos ni la fuente de estas informaciones ni tenemos información al respecto”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.