Foto: Reuters

Decenas de miles de manifestantes han salido este domingo a protestar a las calles de Bucarest y otras ciudades rumanas para protestar contra la reforma judicial impulsada por el Gobierno socialdemócrata.

“¡Ladrones! ¡Ladrones!”, han coreado los miles de manifestantes ante la sede del Gobierno. “Queremos justicia, no corrupción. ¡El PSD es la plaga roja!”, han gritado.

En Bucarest han sido unos 30.000 los participantes, mientras que en otras 70 localidades han sumado otros 20.000 manifestantes. “¿Cómo puedes confiar a los lobos la legislación sobre el redil?”, se preguntaba el ex primer ministro tecnócrata Dacian Ciolos en su página de Facebook antes de sumarse a la marcha de Bucarest.

La Comisión Europea, diplomáticos extranjeros y miles de jueces han criticado la reforma judicial por la injerencia política que supondría para el poder judicial, lo que podría afectar a la investigación de casos de corrupción. Sin embargo, el Partido Socialdemócrata de Rumanía (PSD) y sus aliados cuentan con una sólida mayoría parlamentaria.

La semana pasada comenzó el debate sobre la reforma judicial en una comisión parlamentaria especial y la tramitación podría deparar su aprobación para finales de año. La comisión está presidida por Florin Iordache, exministro de Justicia que dimitió en febrero tras masivas protestas en las calles contra un decreto que dificultaba investigar casos de corrupción. El decreto finalmente fue anulado.

Entre los cambios más polémicos está la creación de una unidad de inspección para supervisar la conducta de los magistrados, la modificación del sistema de nombramiento de fiscales o la introducción de un derecho presidencial a vetar a candidatos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.