Fotos: Isabelle Sleijpen

Decir noviembre y Barcelona en una misma frase tiene un significado muy especial para los seguidores del manga japonés. Miles de aficionados se han dado cita en el XXIII Salón del Manga de Barcelona que abrió sus puertas para este puente de Todos los Santos y clausurará esta edición el domingo cinco de noviembre.

Han sido cinco días frenéticos en donde se han sucedido encuentros en numerosos talleres, demostraciones de comida típica japonesa, así como un impresionante despliegue de gadgets, souvenirs nipones y por supuesto, encuentros y concursos de cosplay.

Cambios en el reglamento a última hora han dado lugar a un certamen acompañado de polémica que sin embargo no ha tenido repercusión respecto a la participación, que no ha sido menor que otros años.

Salvajes reventas

Como al comienzo de esta edición las entradas estaban agotadas, la taquilla no pudo abrirse y esto ha significado que las reventas hayan alcanzado cifras muy superiores a las que se han podido ver en ediciones anteriores.

Desde las 8:00 de la mañanas se formaron largas colas  frente a la entrada de la Fira. El espectáculo había comenzado y bastaba con contemplar las bocas de metro más próximas para ver cómo de ellas iban saliendo cientos de personajes de video juegos, series o películas del manga más variopinto.

Una vez en el interior, cualquier aficionado ha podido disfrutar entre los múltiples stands especializados. Peluches de los personajes mangas, libros, posters, muñecos coleccionables, llaveros y muchos más; es, por así decirlo, el paraíso de un aficionado que fuera de este tipo de ediciones encuentra con dificultad esta clase de artículos en determinadas tiendas y desde luego, ni soñando con la variedad que aquí puede encontrar.

Este sábado a partir de las 15:30 horas se fue llenando la plaza principal donde está situado el escenario. Para amenizar la espera del concurso de cosplay, (vestimenta que reproduce en los mínimos detalle los personajes anime), se pudieron contemplar varias actuaciones, y entre ellas una demostración de Jiu Jitsu de la mano de una escuela de profesionales venidos directamente desde Cala Millor, Mallorca.

Sobre las 17:00 comienzó lo que sería el plato fuerte de la tarde. Más de 20 actuaciones, cuidadas hasta en los mínimos detalles, se sucedieron para mostrarnos  personajes como Nier Autómata,  Dark souls, Monster Hunter, Kingdom Heart, o la princesa Mononoke. De este modo cada tarde se han ido sucediendo las competiciones de participantes y se han elegido nuevos ganadores.

Se espera poder cerrar el certamen batiendo, una vez más, los récords de años anteriores, aunque tendremos que esperar hasta el domingo para poder confirmarlo con datos oficiales.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.