El conseller de Educación y Universidad, Martí March, ha vuelto a defender a la comunidad educativa de Baleares ante las “declaraciones impresentables realizadas por parte de algún diputado del Parlament” y ha advertido que “no van a permitir que se instale una situación de crispación” en el sistema educativo de la Comunidad Autónoma.

March ha aprovechado su intervención parlamentaria para “hacer una defensa pública” de la comunidad educativa y ha mostrado su malestar “por la forma” en la que algunos parlamentarios están abordando este asunto.

El conseller ha recordado que los inspectores educativos han ocupado sus plazas por oposición y ha pedido que se hagan declaraciones basadas en el “rigor, con seriedad y sin poner dudas hacia la comunidad educativa que está haciendo un trabajo importante”, ha dicho.

“Hemos pasado de una situación de crispación y ahora no vamos a admitir que se instale la crispación, que no es buena para la educación”, ha recalcado.

Tras su defensa a la comunidad educativa, March ha respondido a la pregunta parlamentaria formulada por la diputada de El Pi-Proposta per les Illes Balears Antònia Sureda, que ha defendido la convocatoria de oposiciones para acabar con el elevado porcentaje de docentes interinos que hay en las Islas.

El conseller ha defendido que desde que han llegado a la Conselleria han estado equiparando las condiciones laborales de los interinos y los funcionarios y ha insistido en que las oposiciones son “la mejor forma de lograr la estabilización de estas personas”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.