Un cálculo inicial valora en más de un millón de euros las diferentes joyas y relojes que tres ladrones robaron el pasado martes en Relojería Alemana, en Portals Nous, junto al puerto. Se trata de una valoración inicial y de momento no se puede concretar más la cifra, pero se sabe que se supera el millón.

Durante este primer día de investigación, la Guardia Civil ha revisado las cámaras de seguridad de todo Portals Nous para mirar de obtener alguna pista. Incluso han observado las imágenes de varias carreteras por si hubieran podido huir en algún vehículo.

Asimismo, han visualizado las imágenes de dentro de la relojería de lujo. Los tres hombres armados asaltaron el establecimiento con pasamontañas. A pesar de que aún no se sabe la identidad de los individuos, se sospecha que proceden de este. Su actitud fue muy profesional en el robo. Al entrar, no hablaron entre ellos, cada uno sabía qué tenía que hacer y luego se marcharon rápido. También se cree que llevaban vigilando el sitio bastante tiempo y que por eso conocían bien la tienda. Este modus operandi ha llevado a pensar que son del este de Europa.

Los hechos que ahora investiga el Instituto Armado ocurrieron el martes a las 20 horas. Justo cuando iban a cerrar, un hombre encañonó al vigilante en la cabeza con un arma y entonces aparecieron otros dos individuos. Quitaron la pistola al encargado de seguridad y le encerraron en un baño junto a la dependienta. Entonces se llevaron todo lo que vieron de valor y huyeron del lugar.

Tras estos hechos, se alertó a los demás cuerpos de seguridad por los hechos sucedidos y montaron controles por Portals Nous y alrededores.

Esta es la segunda vez que Relojería Alemana sufre un atraco. En 2015, unos hombres irrumpieron cuando el local estaba ya cerrado. Reventaron el escaparate con mazas y se llevaron un botín de un millón de euros.

3 Comentarios

  1. El problema es que en las joyerías el vigilante está totalmente vendido, y el arma a no ser que ellos disparen primero, mejor ni desenfundar, por lo que la ubicación correcta sería en una habitación blindada, donde tubiera un boton anti-panico conectado con policia y controlará las cámaras, pudiendo hacer zoom para así poder facilitar lo máximo posible a los investigadores la identificación de los sospechosos.
    El vigilante es una mera figura disuasoria y cuando no se logra este efecto, obviamente es a por el primero que van. Mucho animo a este vigilante que después de ser encañonado por un arma, no lo estará pasando muy bien

  2. Y si al vigilante se le ocurre disparar el arma en defensa propia va a la carcel encima! Y sin contar que probablemente se quede sin trabajo y la que le caera porwue le han quitado el arma… Esto es un pais de pandereta señores… Demasiada gente extranjera delincuente!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.