La Dirección General de Espacios Naturales y Biodiversitat del Govern, técnicos del Consorcio para la Recuperación de la Fauna de las Islas Baleares (Cofib), y representantes de Agroilla han liberado este martes un total de 90 tortugas de tierra en la marina de Llucmajor.

Según ha informado en un comunicado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, los ejemplares has sido recuperados en el mismo Cofib.

Desde el Govern han explicado que las tortugas de tierra son especies protegidas, que no se deben coger ni molestar. En los centros de recuperación de fauna de Baleares acogen y dan asistencia anualmente a más de un millar de estas tortugas.

Una vez recuperadas se preparan para volver a la naturaleza. En algunos casos se reintroducen en diferentes espacios naturales de Baleares, y otros la Conselleria, que mantiene una colaboración con la Comunidad Valenciana y Cataluña, envía estas tortugas a dichas comunidades autónomas para que lleven a cabo proyectos de reintroducción de la tortuga y favorecer así la conservación de las poblaciones de esta especie en el litoral mediterráneo peninsular.

Asimismo, Agroilla y Cofib mantienen un convenio de colaboración, en el que también participa Mercapalma, en virtud del cual se aporta alimentación gratuita para estos animales durante todo el año, a través a la donación de subproductos hortofrutícolas no aprovechables para el consumo humano.

Las causas más habituales de entrada de tortugas de tierra en centros de recuperación son los hallazgos accidentales, las lesiones producidas por maquinaria agrícola, la depredación por perros o ratas o animales procedentes de cautividad.

En cada caso los ejemplares reciben los tratamientos necesarios iniciales en el hospital de fauna y, una vez recuperados, son liberados en la naturaleza.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.