Foto: Reuters

Las lluvias monzónicas que desde principios de esta semana han inundado amplias regiones del sur de India han dejado ya una docena de muertos y obligado a más de 10.000 personas a abandonar sus hogares, según han confirmado las autoridades del estado de Tamil Nadu a la cadena nacional NDTV.

La multitud de evacuados se ha refugiado en más de un centenar de campamentos preparados en la capital del estado, Chennai, ante la intensificación de las lluvias procedentes del noroeste del país.

Las escuelas de Chennai permanecen cerradas por quinto día, después de que la madrugada del jueves al viernes la ciudad recibiera 140 litros de agua por metro cuadrado.

Entre la docena de fallecidos se encuentran dos niños que murieron electrocutados a principios de esta semana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.