Foto: Reuters

Sayfullo Saipov, el joven uzbeko que el martes mató a ocho personas en un atropello masivo en Nueva York, actuó en nombre de Estado Islámico pero no hay pruebas de que estuviera en contacto con la organización terrorista ni de que formara parte de ella, ha informado este miércoles el subcomisario de Policía John Miller.

Miller ha contado en una rueda de prensa que, de acuerdo con las primeras investigaciones, Saipov planeó durante “semanas” este ataque terrorista y lo hizo “siguiendo al pie de la letra las instrucciones” del grupo que dirige Abú Bakr al Bagdhadi.

Hasta ahora, ha subrayado Miller, no hay indicios de que Saipov realmente formara parte de la estructura de Estado Islámico. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, le definió como “un lobo solitario” en las declaraciones que hizo tras el ataque terrorista.

Estas conclusiones se basan en el interrogatorio que Policía y FBI han hecho a Saipov en el Bellevue Hospital, donde permanece ingresado, y en la nota que encontraron en la furgoneta que usó para atentar que, según fuentes consultadas por NBC, decía “larga vida a Estado Islámico”.

Miller ha aclarado además que Saipov no estaba fichado ni por la Policía de Nueva York ni por el FBI pero sí estaba en el radar de ambos cuerpos de seguridad “por si tenía algún tipo de relación con personas que estaban siendo investigadas” por terrorismo.

Las autoridades estadounidenses todavía no han presentado cargos contra Saipov. “Estamos esperando una actualización de su condición”, ha dicho el agente neoyorquino.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.