Palma está viviendo un caos circulatorio durante la mañana de este miércoles. La llegada de la lluvia está agravando los atascos de primera hora y ha causado algún pequeño accidente que ha contribuido a empeorar el panorama.

La hora de entrada a colegios y trabajos ha provocado retenciones en zonas como la calle Aragón, Manacor o Eusebi Estada, así como en la carretera vieja de Sineu en la entrada a la capital mallorquina.

La Vía de Cintura también está colapsada, así como sus accesos. La gente se está poniendo nerviosa por el tiempo que llevan parados en sus coches y han mostrado su enfado con pitidos.

El suelo resbaladizo ha hecho que algunos vehículos se accidenten, aunque no se han tenido que lamentar casos graves. El incidente más destacado se ha producido entre un bus y un coche.

Por otra parte, en la carretera de Esporles también se ha vivido un espectacular accidente. Un vehículo que conducía un chico se estrelló contra un muro y volcó cuando circulaba entre Esporles y Establiments. El piloto ha salido ileso. La Policía Local fue la primera en llegar y luego se personó la Guardia Civil, que se hizo cargo del incidente.

Para todo este miércoles está previsto que la lluvia continúe y que afecte a cualquier punto de Mallorca. Además, en los picos más altos de la Serra de Tramuntana nevará y la cota de nieve se situará a 1.200 metros a final del día.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.