Foto: Reuters

La Armada argentina ha rechazado que la situación de los 44 tripulantes del submarino ‘ARA San Juan’ sea “irreversible” y ha expresado su confianza en que los marineros estén en una situación de “supervivencia extrema”.

“Si bien van once días de búsqueda, eso no quita que los tripulantes no puedan estar en una situación de supervivencia extrema”, ha afirmado el portavoz de la Armada, Enrique Balbi, según recoge el diario argentino ‘Clarín’.

Balbi responde así a las declaraciones de la dirigente de Cambiemos Elisa Carrió, quien sostuvo que “hay algo que ni el Ministerio ni el Presidente pueden decir, que es que el acontecimiento es irreversible porque todavía no se llegó a encontrarlos”.

“La Armada y el Ministerio de Defensa vienen comunicando que hasta que no haya indicios o certezas de la situación del submarino ‘ARA San Juan’ no podemos afirmar algo contundente”, ha insistido Balbi. Además, ha subrayado que por orden del presidente Mauricio Macri “seguimos abocados a la búsqueda y no se habla de ningún tiempo definido para su cese, porque aún no lo encontramos”.

Balbi ha destacado además que este domingo ha partido desde Comodoro Rivadavia el buque ‘Sophie Siem’, que llegará mañana al área de operaciones con epicentro en el punto en el que los investigadores suponen que se produjo la explosión detectada tanto por un organismo con sede en Austria como por Estados Unidos y con un radio de 64 kilómetros. Ese buque traslada un minisubmarino en el que pueden entrar hasta 16 personas a la vez.

También llegó a la zona de Comodoro Rivadavia una corbeta que, por malas condiciones meteorológicas, no ha logrado amarrar y que llevará a la zona de operaciones un vehículo sumergible ruso. En tres días, según las estimaciones, llegará a la zona en la que ya trabajan 14 buques este vehículo que puede rastrear a 1.000 metros de profundidad. Según Balbi, en el radio de búsqueda la profundidad del mar oscila entre los 200 y los 1.000 metros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.