Foto: Europa Press

La tenista alemana Angelique Kerber anunció este jueves el fin de su relación con Torben Beltzm, entrenador con el que ha alcanzando los mayores logros de su carrera, dos títulos de ‘Grand Slam’ y el número uno del mundo, para iniciar una etapa nueva con el entrenador belga Wim Fissette.

Kerber inició el 2017 como la mejor del mundo y terminó la temporada fuera del ‘Top 20’ por primera vez en cinco años. “Es muy, muy duro, pero estoy a punto de comenzar un nuevo capítulo en mi carrera, con un nuevo entrenador. Gracias Torben Beltz por todo lo que has hecho por mí”, indica la tenista en su cuenta de Twitter.

“Compartimos los mejores recuerdos de mi carrera hasta ahora y no sólo has sido entrenador, sino también un verdadero amigo y eso no cambiará”, añade, poniendo fin a una relación que dio ya sus frutos en 2011 y 2012, y que tuvo su momento más álgido en 2016, con los dos ‘grandes’ y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos.

Tras una temporada de retroceso, la alemana confía la labor de entrenador al belga Fissette, de 37 años, y con experiencia con jugadoras como la belga Kim Clijsters, la rumana Simona Halep y la bielorrusa Victoria Azarenka.

“La próxima temporada llegará pronto y estoy muy emocionada de comenzar a trabajar con Wim Fissette como mi nuevo entrenador. Es una nueva oportunidad y tengo curiosidad por saber qué podemos lograr juntos”, finaliza.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.