Foto: Reuters

El Ejército de Israel ha emitido este viernes un comunicado bastante inusual en el que ha ofrecido públicamente su ayuda para deponer al presidente sirio, Bashar al Assad, y no descarta su entrada en Siria, después de dos incidentes ocurridos tanto dentro como en las inmediaciones de los Altos del Golán, uno de los cuales ha terminado con un druso israelí herido.

El primero y más grave ha sido un atentado en la disputada ciudad fronteriza siria de Hadar, donde al menos nueve personas han muerto y otras 23 han resultado heridas por la explosión de un coche bomba detonado presuntamente por el antiguo Frente al Nusra.

Hadar está siendo ahora mismo el escenario de violentos combates entre milicias y Ejército sirio. Respecto al atentado, varios de los heridos se encuentran en estado muy grave, según las primeras informaciones, por lo que el número de fallecidos aumentará casi con toda probabilidad en las próximas horas. Tras la explosión del vehículo se escucharon disparos y explosiones de cohetes, según han confirmado testigos a la agencia siria.

Según medios israelíes, cientos de drusos se están agolpando en la frontera del Golán para pedir entrada inmediata en territorio israelí y escapar así de los enfrentamientos. La Policía israelí ha desplegado un contingente en uno de los pasos fronterizos como prolegómeno a una posible “operación de protección a los residentes del norte del país”.

Estos enfrentamientos se han extendido, según el diario israelí ‘Yedioth Aharonoth’ a la localidad fronteriza israelí de Majdal Shams, donde un residente de la zona ha resultado herido por lo que podría tratase, pendiente de confirmación, de un atentado o de un tiroteo, según ha hecho saber la portavocía del Ejército de Israel.

El comunicado iba acompañado de una advertencia pública: “Estamos listos para ayudar contra Al Assad”, un gesto público, poco habitual en lo que al Ejército israelí concierne.

ISRAEL SE OFRECE A ENTRAR EN SIRIA PARA ASISTIR A LOS DRUSOS

En la misma nota, el Ejército israelí ha asegurado incluso que está “preparado y listo” para entrar en Hader y “ayudar a los residentes e impedir tanto nuevos daños o la captura de la localidad como parte del compromiso con la población drusa”.

Ahora mismo, la situación está siendo examinada por el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, Gadi Eisenkot, el jefe del Mando Norte, general Yoel Strick y el también general Yaniv Ashur.

Los drusos de los Altos del Golán y sus alrededores son una comunidad de unas 25.000 personas que profesan una vertiente especial del Ismailismo — a su vez una corriente del Islam chií –. En el Golán hay cuatro localidades: Buq’ata, Masadeh, Ein Qiniyye y Majdal Shams, incorporadas a Israel en 1981.

Aunque históricamente todas estas localidades han demostrado su afinidad a Siria, las nuevas generaciones han experimentado cierto salto de actitud que les ha llevado a aproximarse a la sociedad israelí. En 2016, 183 residentes pidieron el pasaporte israelí, en comparación de los solo cinco que lo solicitaron en 2.000.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.