El Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS) pondrá en marcha el modelo Housing Firs (Vivienda primera) de atención a las personas sin hogar en Mallorca, a las que se les proporcionará una vivienda tutelada en lugar de una residencia o centro de acogida.

Esta nueva iniciativa contará con un presupuesto para el año 2018 de 1,4 millones de euros y permitirá ofrecer entre 25 y 50 pisos con acompañamiento en toda la Isla, con capacidad para unas 100 personas.

Según ha destacado la vicepresidenta del IMAS y responsable de Menores e Inclusión, Caterina Mas, este proyecto es más eficaz y económico que los tradicionales centros de acogida y está teniendo muy buenos resultados en otros países europeos donde ya se está aplicando. “Es un servicio más barato, más eficiente y mejor para la ciudadanía”, ha afirmado.

Así, a través de este programa las personas que viven en la calle reciben una atención mas individualizada y digna puesto que podrán vivir en un piso tutelado que les permite una mejora de su calidad de vida, ha remarcado.

La consecución de este proyecto se llevará a cabo mediante una licitación abierta a entidades, principalmente del tercer sector, que serán las que ofrezcan los pisos y lleven a cabo la función de acompañamiento dentro de las viviendas, ha precisado Mas.

Actualmente, la red de inclusión social del Consell de Mallorca cuenta con diversos centros de acogida de personas sin techo, como Ca l’Ardiaca, que tienen capacidad para 150 personas; sa Placeta, que dispone de 60 plazas, y Casa Familia, que acoge a 170 personas sin hogar. En las calles de Mallorca se calcula que hay viviendo 208, según algunos estudios.

Este nuevo servicio de acompañamiento y vivienda para las personas y familias en riesgo (Housing First y Housing Led) es uno de los programas que pondrá en marcha el IMAS en 2018 dentro del Área de inclusión social.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.