Foto: Reuters

Andreas Hollstein, el alcalde de la localidad alemana de Altena, en el oeste del país, ha resultado herido este lunes tras recibir una puñalada cuando se encontraba en un establecimiento de comida rápida en el marco de un ataque que ha sido considero como “políticamente motivado” por las autoridades.

El atacante, que según varios testigos estaba borracho en el momento de los hechos, que tuvieron lugar en un restaurante ‘kebab’, preguntó a Hollstein su nombre antes de apuñalarle.

“Hollstein está en el hospital, su vida no está en peligro”, ha señalado el presidente del Gobierno regional de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet. “Las autoridades están procediendo bajo la teoría de que se trata de un ataque políticamente motivado”, ha añadido.

El atacante, que se encuentra bajo custodia policial, realizó varios comentarios sobre las políticas antiinmigración y los refugiados.

La localidad de Altena es conocida por ser una de las ciudades con mayor número de refugiados. Hollstein forma parte de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller, Angela Merkel.

“Este tipo de violencia contra políticos electos en nuestra región, que se preocupan por el bienestar de nuestros pueblos, es aborrecible”, ha manifestado Laschet.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.