CaixaBank

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se ha mostrado convencido de que las empresas catalanas que han decidido trasladar sus sedes sociales fuera de Cataluña volverán “una vez se hayan eliminado las políticas irracionales”.

Lo ha declarado este sábado a los medios antes de clausurar el XXII Encuentro de Economía en S’Agaró, y ha asegurado que el Gobierno “hará todo lo posible para que vuelvan”.

Sobre la petición de Fomento del Trabajo de aplicar incentivos para facilitar este retorno, ha respondido que la economía catalana es “suficientemente atractiva” para que las compañías vuelvan una vez se normalice la situación, lo que confía que se produzca tras las elecciones catalanas.

El ministro ha constatado que la economía catalana había registrado un crecimiento más intenso que en el conjunto de España hasta octubre, un mes en que ha asegurado que hubo una “contracción importante” del consumo privado.

Sin embargo, ha celebrado que ahora “se ve que la desaceleración es mucho menos intensa” desde la aplicación del artículo 155 de la Constitución y, sobre todo, desde la convocatoria electoral.

“La convocatoria de elecciones ha tenido un efecto positivo en el corto plazo sobre el consumo y las expectativas, y espero que después de las elecciones todo este se normalice definitivamente”, ha añadido.

FUNCIONARIOS: “IMPECABLE”

En su conferencia, De Guindos ha aplaudido el “comportamiento impecable” de los funcionarios de la Generalitat al aplicarse el 155, en unas circunstancias que ha admitido que son difíciles pero en las que están colaborando con profesionalidad porque son servidores públicos.

“Se deben a la sociedad catalana y al interés general, y se han dado cuenta de que el 155 lo que hace es volver a la legalidad, a la normalización”, ha defendido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.