El Govern impulsará nuevas líneas de ayudas a autónomos con el Plan de Autoempleo 2017-2020, presupuestado en ocho millones de euros, entre las que se encuentran ayudas de mantenimiento de la actividad en caso de maternidad o paternidad y de relevo generacional.

Así lo ha explicado este miércoles el conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, quien ha destacado que el plan se ha realizado con “múltiples aportaciones”, tanto de organizaciones sindicales como empresariales, “con la vocación de consenso total”.

Durante la presentación del Plan, el vicepresidente del Govern y conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló, ha señalado que se trata de un pacto transversal en el que han participado distintos organismos.

Además, ha añadido, que se trata de un plan inclusivo “porque una parte importante de las acciones va dirigido a los colectivos más desfavorecidos” e integral “porque seguirá todo el proceso del emprendimiento”.

Barceló ha mostrado su “satisfacción” por aprobar por unanimidad un pacto que “pretende fomentar tanto la creación de empresas como favorecer la generación de tejido productivo”.

AYUDAS Y PRINCIPIOS RECTORES

Los principios rectores del Plan son, además de acompañar de forma continuada al emprendedor, implantar un servicio de tutorización continuada, disponer de más recursos humanos y capital humano especializado en el asesoramiento y dotar de nuevas ayudas, así como incrementar los recursos disponible.

Concretamente, para el fomento de la cultura emprendedora se destinarán 1,2 millones de euros; para la captación y orientación inicial de futuros emprendedores, un total de 1,7 millones de euros; para el asesoramiento y tutorización de los proyectos, 850.000 euros; para ayudas financieras, 3,95 millones de euros; y para el acceso a la financiación, 320.000 euros.

Respecto a las ayudas, Negueruela ha explicado que se otorgarán subvenciones para el inicio de la actividad (un mínimo de 4.000 euros por trabajador); ayudas para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar (un máximo de 1.000 euros al mes para la contratación de un sustituto); y ayudas al fomento de relevo generacional (mínimo de 4.000 euros).

Asimismo, se destinan un mínimo de 4.000 euros a ayudas de reestructuración del proyecto; otros 4.000 euros a favorecer la primera contratación de un trabajador; y un mínimo de 2.000 euros por la inserción laboral de autónomo colaborador.

Entre los objetivos principales se encuentran facilitar la creación de empresas, fomentar el espíritu y la cultura empendedora, impulsar la formación en gestión empresarial, fomentar el emprendimiento responsable y favorecer el emprendimiento femenino.

El Plan de Autoempleo y fomento del emprendimiento ha sido aprobado por unanimidad por la Mesa de Diálogo Social, que está integrada por representantes del Govern, los consells insulars y de los agentes sociales y económicos CCOO, UGT CAEB y Pimeb, y también por miembros de la UIB, la Felib, la Federación de Cooperativas, la Uctaib, el Colegio de Economistas, el Círculo de Economía y la Caixa Colonya.

Tras el encuentro, el secretario balear de CCOO, José Luis García, ha puesto en valor que “se estructure y se dé coherencia a una serie de ayudas que había”.

Por su parte, el secretario de UGT Baleares, Alejandro Texia, ha asegurado que es una plan “interesante y necesario para la comunidad, que depende mucho del autónomo y de la pequeña empresa”.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.