La niña de un año que se precipitó el jueves desde un ático en Palma ha fallecido. La menor no ha podido resistir a las heridas que le provocó la caída y ha perdido la vida este viernes por la mañana.

Durante las primeras horas del día, los sanitarios han tenido que comunicar la triste noticia a los familiares tras menos de 24 horas del accidente.

El jueves al mediodía, la bebé de un año y tres meses cayó desde el ático de un edificio situado en la calle Nicolau de Pacs. En ese momento, estaba con su abuela en el piso. Tenía abierta la ventana y con unos colchones tendidos. Así, la niña se subió por estos y acabó precipitándose por el patio interior hasta una terraza situada a la altura del primer piso. Teniendo en cuenta que el ático estaba en un sexto, la caída fue de unas cinco plantas.

Los bomberos tuvieron que utilizar una escalera para llegar hasta el lugar donde estaba la menor. Se dio la circunstancia de que en ninguna de las viviendas más cercanas había gente en su interior, lo que se tradujo en un rescate más laborioso.

Desde un primer momento se temía por su vida, ya que su estado era crítico. Además, se activó la alerta verde para dar vía libre a la ambulancia hacia el hospital de Son Espases. A pesar de todos los esfuerzos de los médicos, no han conseguido que su situación mejorara y finalmente ha muerto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.