El director general del Servicio de Salud (IbSalut), Juli Fuster, ha defendido que con el decreto del catalán “gana la ciudadanía” al poder ser atendida en cualquiera de las dos lenguas aunque ha lamentado la falta de consenso en la Mesa Sectorial de Sanidad, en la que el 75 por ciento de la parte sindical lo ha rechazado.

Según ha asegurado Fuster a Europa Press, se trata de un “buen” borrador porque a su vez establece los criterios para hacer exenciones en casos necesario. “Me quedo muy tranquilo ya que así aseguramos que no haya problemas de falta de sanitarios”, ha añadido.

Asimismo, el director general ha indicado que sí que se ha escuchado a los sindicatos y que, de hecho, el nuevo borrador incluye una propuesta suya, como es que todos los profesionales tengan o no el catalán puedan presentarse a concurso de traslados y sacarse el título en dos años.

“Nosotros siempre tenemos la mano tendida para llegar a acuerdos y hemos demostrado establecer mejorar importantes, como la recuperación de derechos”, ha señalado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.